PRIMERA JORNADA EDUCATIVA NACIONAL POR LA INCLUSIÓN Y LA PAZ

PRIMERA JORNADA EDUCATIVA NACIONAL POR LA INCLUSIÓN Y LA PAZ

0 1476

EL 7 Y 8 DE OCTUBRE SE REALIZÓ EN BUENOS AIRES LA PRIMERA JORNADA EDUCATIVA NACIONAL POR LA INCLUSIÓN Y LA PAZ EN LA QUE PARTICIPARON MÁS DE 3.500 JÓVENES DE TODAS LAS PROVINCIAS DEL PAÍS.


Organizada por el Ministerio de Educación de la Nación, Scholas Occurrentes y Cáritas Argentina, el 7 y 8 de octubre se realizó en Buenos Aires la Primera Jornada Educativa Nacional por la Inclusión y la Paz en la que participaron más de 3.500 jóvenes de todas las provincias del país.

Scholas Occurrentes es una entidad educativa de bien público, impulsada por el Papa Francisco, que fomenta la integración social y la cultura del encuentro a través de la Educación, el arte y el deporte. El proyecto, también denominado Red Mundial de Escuelas para el Encuentro, tiene por objetivo vincular a todas las escuelas del mundo y fue declarado de interés nacional “por sus acciones para favorecer una sociedad inclusiva, educativa y educadora”.

La Jornada fue inaugurada con las palabras del presidente de Cáritas Argentina Mons. Oscar Ojea y del Ministro de Educación Alberto Sileoni, acompañados por el rabino Abraham Skorka, el referente de la comunidad musulmana Omar Abboud, el Vice Director de Cáritas, Santiago Peluso y los directores mundiales de Scholas Ocurrentes, José María del Corral y Enrique Palmeiro.

Mons. Oscar Ojea, citando al papa Francisco acerca de la misión de cada uno, reflexionó: “yo soy una misión en la tierra y si yo no comparto mi misión, los demás se pierden algo de mi singularidad”. “A su vez, continuó, cada hermano tiene algo para darme y ese algo me construye a mi y me enriquece. Si ese ‘algo’ no se puede dar, perdemos todos”. “Que cada uno de ustedes pueda poner en juego la singularidad de su persona para enriquecer a los demás”, concluyó Mons. Ojea.

Por su parte, el ministro Sileoni tras destacar que “Los jóvenes no nos sorprenden, nos emocionan”, afirmó que “el objetivo de estas jornadas es encontrarnos con el otro, que nos complementa y nos hace mejores personas. Las diferencias no anulan el vínculo, lo desafían. No debemos olvidar nunca que aquello que tenemos de iguales es lo que nos define como seres humanos”

El acto de apertura concluyó con el gesto de regar un olivo, símbolo de la paz, mientras cada una de las autoridades iba formulando un deseo en favor de la integración, la concordia y la igualdad de oportunidades para todo el mundo.

Los ejes de reflexión propuestos a los jóvenes fueron, precisamente, la inclusión social de los pobres, la paz y el diálogo social, a los cuales refiere el Papa Francisco en su Exhortación “la Alegría del Evangelio”. Los estudiantes compartieron las experiencias de servicio solidario realizadas en sus escuelas, debatieron y trabajaron en comisiones sobre distintas temáticas relacionadas con los citados ejes. Sus conclusiones se plasmaron en un documento y acta de compromiso, que fue leído públicamente en la mañana del segundo día del Encuentro, redactado por los representantes de las provincias del país.

La Primera Jornada Nacional Educativa por la Inclusión y la Paz es el punto de partida para que miles de jóvenes, representantes de otros miles de cada provincia, se unan en redes se comprometan para terminar con la exclusión social sembrando valores solidarios desde las prácticas educativas. 


«CADA HERMANO TIENE ALGO PARA DARME Y ESE ALGO ME CONSTRUYE A MI Y ME ENRIQUECE. SI ESE ‘ALGO’ NO SE PUEDE DAR, PERDEMOS TODOS”. “QUE CADA UNO DE USTEDES PUEDA PONER EN JUEGO LA SINGULARIDAD DE SU PERSONA PARA ENRIQUECER A LOS DEMÁS”, CONCLUYÓ MONS. OJEA.


Fuente: http://www.caritas.org.ar/jornada-por-la-inclusion-y-la-paz/