COLEGIO PABLO APOSTOL- MUESTRA TEMÁTICA: “ENFERMEDADES EMERGENTES Y ANIMALES DE IMPORTANCIA MÉDICA”

COLEGIO PABLO APOSTOL- MUESTRA TEMÁTICA: “ENFERMEDADES EMERGENTES Y ANIMALES DE IMPORTANCIA MÉDICA”

0 1039

COLEGIO PABLO APÓSTOL

1966-PROGRAMA “CONOCIMIENTO COMPARTIDO Y COMPROMISO SOCIAL”-2016

MUESTRA TEMÁTICA: ENFERMEDADES EMERGENTES Y ANIMALES DE IMPORTANCIA MÉDICA.

Miércoles 11 de mayo de 2016. Biblioteca Padre Augusto Etchecópar.


LA MUESTRA “ENFERMEDADES EMERGENTES Y ANIMALES DE IMPORTANCIA MÉDICA” SE CONCRETÓ COMO UNA RESPUESTA A LA NECESIDAD DE CONTAR CON UN SISTEMA ARTICULADO DE DIFUSIÓN Y TRANSFERENCIA DE CONOCIMIENTO SOBRE ENFERMEDADES EMERGENTES QUE CONSTITUYEN EN NUESTRO PAÍS Y REGIÓN, PROBLEMÁTICAS ACTUALES DE SALUD PÚBLICA, COMUNITARIA, ESCOLAR, FAMILIAR Y PERSONAL. PARTE DE LA PREMISA “LA COMPRENSIÓN DE LAS RELACIONES INDIVIDUO-AMBIENTE E INDIVIDUO-COMUNIDAD ES CONOCIMIENTO IMPRESCINDIBLE PARA PROPONER Y APLICAR ESTRATEGIAS DE PROMOCIÓN Y PREVENCIÓN DE LA SALUD”. SE INSCRIBE EN EL PROGRAMA DE INVESTIGACIÓN Y APRENDIZAJE-SERVICIO “CONOCIMIENTO COMPARTIDO Y COMPROMISO SOCIAL”, CON 20 AÑOS DE INTENSO E ININTERRUMPIDO TRABAJO PROTAGONIZADO POR ALUMNOS COMPROMETIDOS Y ARTICULADO CON EL CONICET, LA FUNDACIÓN MIGUEL LILLO, LA FACULTAD DE MEDICINA-UNT, LA ASOCIACIÓN ARGENTINA DE CIENCIAS DEL COMPORTAMIENTO, EL PROGRAMA NACIONAL EDUCACIÓN SOLIDARIA, ENTRE OTROS ORGANISMOS. ESTE PROGRAMA SE REALIZA BAJO LA COORDINACIÓN DEL PROF. ENRIQUE TERÁN Y DE LA ING. JOSEFINA DEL FRARI.

EL OBJETIVO DE LA INICIATIVA CONSISTIÓ EN COMPARTIR Y DIFUNDIR, MEDIANTE PROCESOS PARTICIPATIVOS, CONOCIMIENTO BIOMÉDICO SOBRE LAS ENFERMEDADES VIRALES DENGUE, ZIKA, CHIKUNGUNYA Y SÍNDROME PULMONAR POR HANTA VIRUS. SU FINALIDAD ESTÁ ENCAMINADA AL DESARROLLO DE COMPETENCIAS PARA LA TOMA DE DECISIONES EN MATERIA DE PROMOCIÓN Y PREVENCIÓN DE LA SALUD. LAS ETAPAS DE TRABAJO DE LOS ALUMNOS CONSISTIERON EN: RECOLECCIÓN, SELECCIÓN Y ANÁLISIS CRÍTICO DE INFORMACIÓN DE LA LITERATURA ESPECIALIZADA BIOMÉDICA Y ZOOLÓGICA, ASIMISMO DE LOS MATERIALES DE ORGANISMOS DE SALUD (OMS; OPS; ANLIS MALBRÁN; INEVH; MINISTERIOS DE SALUD DE LA NACIÓN Y DE TUCUMÁN), COMPLEMENTADA CON CONSULTA A REFERENTES; SISTEMATIZACIÓN Y ORGANIZACIÓN DE LA INFORMACIÓN; DISEÑO DE SOPORTES DE DIFUSIÓN, EN PARTICULAR LOS PANELES DE LA MUESTRA TEMÁTICA; EVALUACIÓN EXTERNA Y DIFUSIÓN PÚBLICA DEL CONOCIMIENTO. EL RECORRIDO DE LA MUESTRA ABARCÓ ASPECTOS EPIDEMIOLÓGICOS, VIROLÓGICOS, ZOOLÓGICOS, FISIOPATOLÓGICOS, CLÍNICOS Y DE PROMOCIÓN Y PREVENCIÓN DE LA SALUD. PARTICIPARON ALUMNOS DE 5° Y 6° AÑO ORIENTACIÓN CIENCIAS EXACTAS Y NATURALES COMO EJECUTORES DE LA EXPERIENCIA, CON LA COORDINACIÓN DE ENRIQUE TERÁN Y EVELINA TERÁN, DESDE LOS ESPACIOS CURRICULARES PROYECTO DE INVESTIGACIÓN E INTERVENCIÓN SOCIOCOMUNITARIA Y BIOLOGÍA II.


Aportes a la salud comunitaria

Prevención de las enfermedades Dengue, Zika y Chikungunya

Estas tres patologías comparten para sus diferentes virus en nuestra región el mismo vector, los mosquitos de la especie Aedes aegypti. El mecanismo de prevención básico, que reduciría en un alto porcentaje las situaciones de riesgo de infección, consiste en adoptar como rutina una serie de cuidados que implican antes que nada asumir la responsabilidad y participación ciudadana a nivel personal, familiar, comunitario. Se detallan a continuación:

En relación al cuidado corporal individual de adultos y niños: vestimentas con ropa holgada y de color claro, pantalones largos y camisa manga larga; uso de repelentes de acuerdo a la consulta con el médico en todos los casos; aplicar con precaución a niños de acuerdo a las indicaciones del pediatra; cuidar la exposición al aire libre en jardines, plazas, parques, quintas, en particular durante los períodos de tiempo de brotes epidemiológicos o de epidemias.

A nivel de interiores de hogar u oficina: eliminar en primer lugar y de manera definitiva los floreros con flores naturales como objeto de adorno; utilizar espirales, pastillas termo-evaporables o vaporizadores eléctricos; utilización de telas mosquiteras en las ventanas; mantener cerradas puertas y ventanas en los horarios de mayor actividad biológica de los mosquitos (primeras horas de la mañana y últimas de la tarde); recordar que si bien la especie es diurna, durante la noche es activa en ambientes iluminados con luz artificial; cuidar en extremo la limpieza del exterior e interior de la vivienda, con un nivel de detalle que abarque rincones y grietas en las paredes, objetos colgantes (cuadros), detrás de los muebles, debajo de mesas, tableros, sillas (al aplicar en estos espacios insecticidas seguir los instructivos, alejar en primer lugar a niños y mascotas, resguardar vajilla y juguetes; ser prudente); lavar pisos de cerámica con productos en base a citronela (utilizar guantes, precaución con niños y evitar contacto con mucosas; verificar siempre recomendaciones de uso).

En el caso de los bebederos de mascotas, lavar bien y cambiar el agua dos o tres veces por día, cuatro o más durante los meses calurosos; una vez por semana refregar los bordes de estos recipientes con el objetivo de eliminar posibles oviposiciones. Se debe asimismo refregar todo recipiente de agua que no se utilice por el momento: los huevos tienen resistencia a la desecación hasta un año.

                En cuanto a patios, fondos, jardines, quintas, galerías: extremar la prolijidad y eliminar en primer lugar todo tipo de recipientes u objetos que puedan recibir agua (incluye disponer espacios interiores especiales para neumáticos); antes de eliminar, presionar/aplastar todos los plásticos o recipientes de lata, para evitar transportar la situación de riesgo a otro lugar; limpiar en forma periódica las canaletas de los techos, retirando hojas, ramas y restos orgánicos acumulados, una vez por semana durante las temporadas de lluvia; mantener el pasto cortado y evitar malezas; no propiciar espacios húmedos y umbríos; ubicar a las plantas de hojas largas y acanaladas que forman rosetas basales (bromelias) en espacios cubiertos, puesto que acumulan el agua de lluvia; colocar guardados de manera prolija, boca abajo y protegidos de todo tipo de filtración o ingreso de agua a los baldes o recipientes que por su utilidad deben conservarse; eliminar todos los días el agua de los recipientes colectores de aparatos de aire acondicionado; rellenar todas las grietas y roturas que almacenen agua;  reparar caños y canillas con pérdidas; extremar las precauciones con el agua de las piletas “vacías”, mantener cloradas durante las temporadas de uso; diseñar espacios resguardados para los elementos necesarios para jardinería.

Cuando se debe almacenar agua, tapar cuidadosamente y de manera hermética estos recipientes.

                Directivos e integrantes de instituciones y organismos gubernamentales y no gubernamentales, estatales y privados, y responsables de negocios, empresas e industrias deberán realizar una cuidadosa revisión de los espacios interiores y exteriores de sus establecimientos.

Prevención de Síndrome Pulmonar por Hanta Virus

                Existe una gran diferencia en relación a las medidas anteriores. La responsabilidad compete a: organismos estatales relacionados con la producción como con la legislación y aplicación de medidas de conservación de áreas silvestres, flora y fauna; empresarios del sector agropecuario y agricultores en general; residentes de ámbitos rurales, visitantes y turistas de zonas coincidentes con el hábitat de los reservorios del virus. Estos reservorios silvestres son los ratones Sigmodontinos, en particular los denominados “colilargos”. Para el NOA, los reservorios de riesgo epidemiológico pertenecen al género Oligoryzomys, ratones de hábitos nocturnos y semiarborícolas, típicos tanto de bosques húmedos, como a lo largo de cursos hídricos en zonas secas o en campos cultivados.

Las medidas que a continuación se detallan están todas encaminadas a evitar el contacto humano con los roedores y sus excretas (materia fecal, orina, saliva).

  1. Respetar la legislación vigente sobre protección y conservación de la fauna: en ninguna circunstancia matar a los predadores naturales de los roedores: gatos monteses, ocelotes, hurones, zorros; chuñas, ñandúes, cigüeñas; rapaces diurnas: chimangos, águilas y aguiluchos, halcones, gavilanes; rapaces nocturnas: lechuzas y búhos; culebras ratoneras.
  2. En los emprendimientos agrícolas tener en cuenta un límite al desmonte; los terrenos destinados a la agricultura deben incluir “parches” o “islas” y “corredores” de vegetación silvestre que actúen como contenedores de las poblaciones naturales de especies nativas. Es una forma de amortiguar invasiones de roedores a caseríos, cascos, galpones, silos y tinglados y de proporcionar mínimos espacios vitales para sus predadores.
  3. Aireación estricta de establos, galpones, depósitos, tinglados y casas de campo; ingresar a sus interiores después de horas de aireado e iluminación. Después del aireado, efectuar limpieza en pisos con agua e hipoclorito de sodio (lavandina) al 10%, puesto que el virus es sensible a desinfectantes y detergentes. Se debe señalar la precaución de ingresar con botas, barbijo, lentes, ropa que proteja la piel y guantes de goma; realizar la limpieza a fondo después de haber humedecido el piso, para evitar el posible contacto con los “aerosoles” de las excretas de los roedores.
  4. Disponer lugares adecuados y herméticos para los granos u otros alimentos balanceados destinados a la alimentación de mascotas o animales de la chacra. El agricultor deberá aplicar todas las medidas posibles para el almacenamiento seguro y adecuado de la producción agrícola.
  5. Limpieza estricta en las casas de campo, tanto de sus espacios interiores (vajilla y utensilios con detergente/lavandina) como de los espacios peridomiciliarios, con eliminación de todo tipo de materiales que por lo común se acumulan (chapas, troncos, leña, ladrillos, bolsas, cartones); encontrar formas adecuadas de eliminación de los residuos entre los vecinos e integrantes de las comunas rurales; estricta protección de los alimentos en recipientes perfectamente cerrados y no dejar en las alacenas alimentos en sus bolsas de expendio como arroz, fideos, polenta, azúcar, harina, especialmente durante las ausencias. Disponer los recipientes con agua potable en lugares seguros.
  6. Sellado de todas las aberturas posibles de las casas, para impedir el acceso de los roedores.
  7. Al encontrar un roedor muerto: en primer lugar rociar con lavandina sin tomar contacto ni acercar las mucosas; posteriormente con ramas adecuadas colocar el roedor sobre papel de diario, rociar todo con alcohol e incinerar en espacio abierto; enterrar los restos (los niños deben estar alejados de la actividad).
  8. En cuanto a los campamentos, seleccionar las áreas, previa consulta a zoólogos referentes y organismos relacionados con la salud y el ambiente. Una vez seleccionada el área, acampar en sectores libres de maleza (las carpas no deben permanecer abiertas); en caso de observar nidos de roedores, mantenerse alejado. Ser cuidadoso en la elección de los espacios para comer, además de no dejar restos de comida en el lugar; llevar y colocar estos restos en bolsas bien cerradas para su ubicación en los sectores que se indiquen en cada caso. En las excursiones se evitará recolectar frutos silvestres; los docentes y guías deben señalar los senderos adecuados y como lugares de descanso se seleccionarán los más soleados.
  9. Para el trampeo y captura de los roedores se debe tramitar la colaboración de los organismos especializados.
  10. Una prevención general para enfermedades cuyos reservorios son los roedores es la de lavar las tapas de latas de conserva y gaseosas, antes de su ingreso a estantes, alacena o heladera.

Un servicio a la comunidad de alumnos y docentes del Colegio Pablo Apóstol, 2/6/2016.


A continuación, se publicará el proyecto: “Fisiopatología y síntomas de las enfermedades dengue, zika y chikungunya”, realizado por los alumnos Marianne Bleckwedel, Tomas Cornejo, María Emilia Paz y Sofía Reyes:

SIMILAR ARTICLES

video

0 453

0 923